2877502472562291 2877502472562291
top of page
Search

La Motivación, un misterio para muchos


La semana pasada, trabajando con un grupo de líderes de una importante empresa minera de la región, volvieron a surgir unas preguntas que con frecuencia recibimos en los Programas de Liderazgo: ¿Cómo motivas a personas con intereses tan diversos en las distintas capas de la organización? ¿Cómo mantener el compromiso y el entusiasmo, a pesar de estrés diario, las urgencias y los cambios ahora cada vez más frecuentes? y finalmente, ¿Cómo hacer para que se cumplan las expectativas de desempeño dentro de un ambiente positivo y motivante?

Para responder a estas preguntas, en este artículo hablaremos de motivación y desempeño.

Lo primero que tendríamos que preguntarnos es cuáles son las principales razones por las cuales las personas no alcanzan el desempeño deseado. En nuestra experiencia en Dale Carnegie hemos identificado 5 causas probables:


El colaborador…

  • No sabe qué hacer

  • No sabe cómo hacerlo

  • No cree poder lograrlo

  • No sabe por qué debe hacerlo

  • Simplemente no quiere o no se siente motivado a hacerlo

Hay diversas estrategias para afrontar estas situaciones y superarlas: educación, entrenamiento, coaching, comunicación y motivación.

En esta oportunidad, nos enfocaremos en la que muchos líderes consideran “un misterio y un arte”: la motivación. Y es que, si la mayoría de los investigadores coinciden en que la motivación es algo interno, la pregunta de los gerentes es muy válida: ¿Qué puedo hacer yo?

A continuación, compartiré algunos descubrimientos que hemos hecho a lo largo de los años trabajando con personal de diversas industrias a todos los niveles de la organización, y algunas investigaciones formales que Dale Carnegie ha llevado sobre el tema de compromiso de los colaboradores. Junto a esta información buscaré apoyarte con estrategias simples para crear el ambiente adecuado donde crezca la motivación.


7 descubrimientos:

1. Hay factores que no necesariamente motivan, pero que sí desmotivan. Usualmente invertimos tiempo y recursos en sistemas de recompensa para motivar a nuestros colaboradores y al poco tiempo tenemos como resultados que las personas se acostumbran a ellos y pierden su valor motivacional, pero que si por alguna razón decidimos eliminarlos obtenemos reclamos y descontentos. Para ser efectivos en nuestros sistemas de motivación debemos contar con una estrategia integral que incluya reconocimientos formales, informales y diarios; y que considere la naturaleza e intereses reales de nuestros colaboradores.

2. La relación con el superior inmediato es el impulsor principal del compromiso de los colaboradores: estudios sobre los factores claves del compromiso realizados por DCT y MSW Research desde el 2018 han demostrado, que si bien son muchos los elementos que inciden en el compromiso, la satisfacción con su supervisor inmediato es un conductor primordial. Por lo que trabajar en la formación de nuestros líderes es clave para mantener a los equipos comprometidos.

3. El dinero no lo es todo: desde la Pirámide de Maslow hasta estudios recientes de motivación han dejado claro que las personas según sus etapas de la vida, edad, experiencia y situación específica pueden sentirse impulsadas por diversos factores que van desde el económico hasta la pertenencia o la realización. Por esta razón, es clave conocer a nuestros colaboradores de manera individual y hablarle a cada uno en los términos que a ellos le interesa.

4. La confianza en la directiva y el orgullo por la organización cobra cada vez más importancia para fortalecer el compromiso: en las investigaciones de DCT sobre el compromiso estos dos factores aparecieron como claves para motivar a los colaboradores, y principalmente en el grupo de Millenials y ahora Generación Z, hemos observado como para ellos es prioritario para mantenerse en una organización la honestidad y apertura de su directiva, sentir conexión con los valores corporativos e identificarse con la visión. Para los jóvenes, la responsabilidad social, el impacto al medio ambiente, la diversidad y la inclusión son elementos fundamentales que deben formar parte de la cultura organizacional. Por lo que como líderes debemos preguntarnos, qué estamos haciendo en estos ámbitos, cómo estamos comunicando nuestros valores y orientación a todos los niveles, qué podemos hacer para abrir los canales, aumentar la confianza y generar orgullo.

5. Cómo se compaginan mis metas personales y laborales incide directamente en los niveles de motivación: el balance vida-trabajo es cada vez más relevante. Es primordial hacer sentir a nuestros colaboradores como personas individuales que nos importan y darles el apoyo necesario para que puedan desarrollarse tanto dentro como fuera de la organización.

6. El por qué y el para qué hacen la diferencia: las investigaciones demuestran que las personas que comprenden la verdadera visión de la compañía y comparten sus valores, están dispuestos a poner un extra para ayudar a lograr los objetivos. Se muestran entusiasmados de hacer su trabajo, aportan más ideas y tienen un mejor desempeño. Esto es un llamado a la comunicación abierta y continua, a ir más allá de un cartel con la Visión y Valores escritos en la recepción, lo que se busca es la comprensión e identificación para lograr un compromiso honesto y a largo plazo.

7. La Inteligencia emocional es una poderosa habilidad para el liderazgo motivacional: el éxito de los libros y cursos de Dale Carnegie alrededor del mundo es que se basan en principios para manejar nuestras relaciones interpersonales y el manejo de nuestras actitudes y pensamientos hacia los demás, siempre tomando en cuenta e involucrando de manera positiva las emociones para comunicar, crear confianza y generar cambios. No basta con las habilidades gerenciales y el manejo de procesos, es necesario ser capaces de reconocer nuestros sentimientos y los de otros para crear conexiones y mantenernos motivados.

Entonces, si tú como muchos, te están preguntando cómo mantener la llama encendida de tus colaboradores y lograr los objetivos dentro de un ambiente de desarrollo positivo, empieza por conocer a tu equipo, escuchar sus intereses, sus necesidades, sus propuestas. Fomenta la comunicación abierta y crea un ambiente de seguridad psicológica donde todos se sientan cómodos y valorados.


Catherine Nouel

Socia-Directora de Entrenamientos

Dale Carnegie Training Panamá

82 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page